Me dicen que soy un fracaso

Comentarios · 1344 Puntos de vista

Nos dicen muchas cosas y muchas veces elegimos creer en ellas y vivir bajo eso criterios, las aceptamos como parte de nuestra vida

Cuando vivimos bajo los lineamientos de lo que nos dicta nuestra mente, nos sentimos en medio de un caos. A la mente le encanta pensar en penurias, le encanta inventarse las más terribles historias y lo peor es que creemos en ellas y lo consideramos normal.

 

La mente bloquea la relación con nuestro verdadero ser, nuestra sabiduría, nos etiqueta: "no sirves para eso", nos envía imágenes de terror "la economía está en crisis por lo tanto no vas a salir adelante", nos etiqueta "estás estresado”.

 

Nos hace sufrir constantemente y comienza una lucha entre nuestro interior (nuestro verdadero ser) y las cosas que suceden en el mundo exterior: lo que nos dicen, lo que vemos, lo que escuchamos, lo que creemos. Hacemos caso a todo ese ruido externo y nos olvidamos de escucharnos a nosotros mismos.

 

Las cosas comienzan a salirnos alrevés, todo se nos complica, permitimos malos tratos, nos enfermamos, cambiamos nuestro estado emocional.

 

Todo esto es una película creada por nuestra mente, esa que se rige bajo los miedos, nos separa de nuestra sabiduría y potencial.

 

Debemos aprender a utilizar correctamente nuestros pensamientos, haz un alto y grita a tu mente ¡BASTA! Basta de estar creando esas historias de crisis y de miedos, basta de estar creyendo que tu falta de dinero es la vida que te tocó, que la soledad o el que te traten mal, que la enfermedad, la tristeza es algo normal en tu vida y que es muy difícil salir de todo ello.

 

Lo normal es SER FELIZ, vivir en tranquilidad, en paz y abundancia. 

Cuando comiences a creer en ello, comenzarás a cambiar la forma de pensar y de sentir, con ello comenzarás a tomar decisiones diferentes poderosos que te hagan avanzar hacia lo que deseas.

 

Detente, no importa lo que estés haciendo , no importa cómo te estés sintiendo en estos momentos o qué situaciones estés pasando. Detente y calla todo el ruido exterior, silencia tu mente, no le permitas que te hable de problemas, de enfermedades, de desdichas, de carencias o desamores.

 

CÁLLALA por un momento y comienza a escuchar tu interior.

Pon atención a lo que te dice y descubre qué es lo normal, qué es lo que te quiere decir la voz de tu sabiduría, descubre qué es todo aquello que te mereces y no te has permitido por estar escuchando el ruido que hay fuera de tu corazón. Entra en quietud, descúbrete, es ahí justo donde se encuentra tu poder.

 

Haz ésto cada día antes de empezar el día, te dará tranquilidad, te ayudará a saber qué esperar de tu día y dirigir todas tus acciones hacia lograrlo. Practica hasta que tu mente comience a apagar la voz del miedo.

 

Te aseguro que puede ser muy interesante.

 

Dra. Suzanna Vallejo.

suzy@surmountcoaching.com

Comentarios